jueves, 6 de diciembre de 2007

Radio Praga


 Al pensar en Praga se me aparecen  los tranvías que todos los días cogía para ir al centro desde el hotel. O que en ocasiones utilizaba para los recorridos que a pié resultarían excesivos; para pasearme por las líneas que corren paralelas al Moldava.
Cuando viajé a Praga, hace cuatro o cinco años, no estaba conectado a internet, o si lo estaba era muy lento el enlace  y no lo utilizaba; es ahora cuando se produce el hallazgo de la página web de Radio Praga, su edición  en español  que el otro día por casualidad descubrí. Además de la actualidad con noticias y  debates polémicos; contiene la página  una  hemeroteca con artículos que tratan de muchas cosas que pueden interesar a un viajero.  Mas allá de una guía turística, o de los libros de Kafka,  gracias a Radio Praga efectúo un trabajo de archivo de documentos; en la riqueza del material encontrado viajo de nuevo  a aquella ciudad de grato recuerdo.
     Entre los  artículos  los hay que  hablan de Alphonse  Mucha y el modernismo de la capital checa; de recorridos generales por la ciudad, con sus cafés y teatros pero sobretodo sus casas,  sus innumerables edificios y barrios  de modernas viviendas de finales del XIX y hasta mediados del XX. Artículos sobre las tres estancias de Mozart en la ciudad, sobre el holocausto y el campo de exterminio de Terezin, sobre la muerte en la hoguera del hereje  Juan Hus. Sobre la carpa, el plato nacional de algunas celebraciones, sobre la  acuicultura de este pez fluvial y lacustre.  Sobre los disidentes cubanos, y la transición en Cuba el día que muera Fidel Castro.
  Podemos  encontrar  algo que apetece leer cuando uno se acuerda de la entrada de los tanques rusos , de la plaza de san Wenceslao llena de banderas checas , del estudiante Jan Pallach –una de las pocas victimas mortales de aquel acontecimiento- que allí tiene hoy un pequeño monumento. De la revolución de terciopelo, el Foro Cívico  y la Carta 77; leer sobre la historia contemporánea de los checos, su paso  del totalitarismo a la democracia, los años  que van  de Alexander Dubcek a Vaclav Havel.  
 Entre los resúmenes de noticias del año  2005 comento la que cuenta que el embajador de la República Checa acude a la ceremonia de entrega de una réplica del famoso Niño Jesús de Praga, al monasterio carmelita de San Elías, en la ciudad de Maaysrah, en el Libano. El Niño Jesús de Praga es un colegio del Arenal  en Vigo, donde yo  estudié  en los parvulitos.  Además  estos días leía la historia de la familia de Amin Maalouf, la generación de sus abuelos pertenecía a la clase media  de la montaña libanesa, y unos eran católicos de rito oriental que se pueden casar, otros eran protestantes; unos terceros eran masones. Hablaban y escribían su lengua, el  árabe; y en árabe manifestaban su pasión política por la reforma y la modernización; la libertad y la educación, la multiculturalidad del imperio turco, el progreso y la democracia.
   Tal vez porque de niño leía los siempre aliadófilos tebeos de “Hazañas Bélicas”, tal vez por el mucho cine siempre de ese signo que he visto; pero es grande  mi admiración por los pilotos de la RAF en su lucha contra Hitler , y entre ellos son mis favoritos  los pilotos polacos. Hubo en la RAF pilotos de otras nacionalidades, y entre ellos Josef Bryks un teniente checo  al que Eva Manetthova  dedica un artículo en Abril del 2005. Un militar  que cuando, en el año 1939, Hitler invade Checoslovaquia, huye a Hungría y  desde allí llega a Siria donde se alista en la Legión Extranjera. En junio de 1940 en barco llega a Inglaterra;  su dominio del inglés le permite la rápida incorporación a una escuadrilla de cazas.
    En Junio de 1941, protegiendo a 23 bombarderos, durante una encarnizada batalla sobre el territorio de la Francia ocupada, Josef Bryks derriba dos cazas enemigos, pero finalmente es derribado por un as de la aviación alemana. Con documentación falsa, salta de su avión en llamas y es hecho prisionero. Logra escapar y aparece en Varsovia

No hay comentarios: