martes, 13 de noviembre de 2007

Excursión al Ribeiro.Beade,Beiro,Serantes.


Sugerimos una excursión que empieza en Beade y su iglesia barroca rodeada en todas direcciones por viñas.Se ubica en las afueras del pueblo, en su parte alta, en un muy amplio espacio abierto. A la iglesia y su formidable casa rectoral en ruinas se llega por una alameda de plátanos; no hay casas, ni árboles, ni otros cultivos; todo son viñas y sus muros, escaleras, pasillos. En el interior del templo lo sagrado, y en el exterior la tierra fértil, la atadura y el crecimiento de la vid, el nacimiento y la maduración de la uva, la vendimia, el otoño inundando de color las viñas. La comarca es muy granítica y en medio de las vides a veces veremos peñascos de mediano tamaño.

Beade está a 200 metros de altitud. A partir de aquí, si es invierno, hacen su irrupción los
grandes matorrales de mimosas en flor. Polen amarillo en la calzada, outeiros amarillos a lo
lejos, amarillas las panorámicas desde algunos lugares. En una de las pequeñas vertientes que provoca un riachuelo que baja de Pena Corneira, vemos hacia abajo a través de las ramas de
los árboles un enclave profundo y la torre de una iglesia. El lugar muy recogido y sin casas de Beiro; entre pequeñas viñas en terraza y el bosque de una muy imponente casa rectoral.
También en un sitio aislado y sin casa alguna que no sea su rectoral en ruinas, se encuentra la iglesia de Serantes; en cuyos alrededores solo hay prados verdes y monte. Por tamaño y calidad un formidable ejemplo del románico rural .
Una figura nos mira y otras hacen como que se esconden. Son figuras naturales y alegres que
en el lado izquierdo del atrio establecen su mejor relación con los elementos decorativos geométricos y la arquitectura general del edificio. Crean un ambiente alegre en un lugar de encuentro . También en este lado es muy singular la pequeña puerta lateral; su radical antisimetría, sus dos cabezas audazmente torcidas.

No hay comentarios: